universitario durmiendo en clase

Dormir mal podría afectar tus calificaciones

La universidad es una de las etapas más complicadas para todos, pues duermes poco, comes poco y esto puede traer consecuencias en nuestra salud. 

Por ello te dejamos algunas soluciones para que el estar en la universidad no sea un sinónimo de no dormir como se debe, sigue leyendo y conoce más.

La vida universitaria y el sueño

Una noche típica de la universidad puede parecerse a una sobrecarga de cafeína, permanecer hasta las 3 de la mañana para terminar un trabajo, y conseguir alrededor de 4 horas de sueño antes de tener que despertar para la clase.

Como estudiante universitario, esto puede no parecer fuera de lo común, pero estás haciendo más daño que ayuda cuando no estás durmiendo lo suficiente.

La falta de sueño puede conducir a la privación del sueño, la pérdida de memoria, el aumento de peso, la enfermedad, y más.

El estudiante universitario medio duerme de 6 a 6,9 horas por noche, cuando la cantidad de sueño recomendada para las personas de 18 a 25 años es de 7 a 9 horas, según la Fundación Nacional del Sueño.

¿Cómo prevenir la falta de sueño?

Aquí tienes algunos consejos sobre el sueño para estudiantes universitarios que pueden ayudarte a hacer los deberes, tener vida social y seguir durmiendo bien.

Intenta mantener un horario de sueño regular.

El reloj de tu cuerpo necesita regularidad para rendir al máximo. Si tu horario de sueño difiere demasiado de una noche a otra, puede tener los mismos efectos que dormir menos de lo recomendado.

Cree una rutina de sueño regular

Intenta relajarte después de un largo día de clases, socialización y deberes. Si trabajas demasiado cerca de la hora de acostarte, te estimularás, impidiendo tu capacidad de conciliar el sueño.

Guarda tus dispositivos electrónicos porque la luz azul que emiten puede engañar a tu cerebro haciéndole creer que es de día, disminuyendo tus niveles de melatonina y dificultando el sueño. Encuentre una rutina que funcione y le ayude a tener una noche de sueño reparador.

Evite la cafeína antes de acostarse.

La cafeína es a menudo la bebida elegida por los estudiantes universitarios, para ayudarles a mantenerse alerta y concentrados. Sin embargo, si se toma cafeína demasiado tarde, este estimulante puede inhibir la capacidad de conciliar el sueño por la noche.

Aumenta la actividad cerebral y puede alterar tu reloj interno. Se recomienda dejar de tomar cafeína 6 horas o más antes de acostarse, para asegurarse de que la cafeína ha pasado por su sistema y no afecta al sueño de forma significativa.

Resultado de imagen para evitar la cafeina

Crea un entorno propicio para el sueño

Asegúrate de que tu dormitorio esté libre de interrupciones por la noche. Intenta mantenerlo oscuro y fresco, en la medida de lo posible, para favorecer una noche de sueño profundo.

También es muy fácil utilizar tu cama como sofá o zona de estudio. Sin embargo, esto engaña a tu cerebro para que piense que la cama no es para dormir, así que busca colchones de buena calidad que ayuden a tu descanso.

Si habilita otras zonas para descansar o estudiar, su cerebro asociará la cama sólo con el sueño, lo que ayudará a su cuerpo a conciliar el sueño de forma natural.

Haz ejercicio con regularidad

El ejercicio hace que sea más fácil conciliar el sueño por la noche, e incluso puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.

Un estudio realizado por la Fundación Nacional del Sueño descubrió que 150 minutos de ejercicio a la semana ayudan a mejorar la calidad general del sueño.

Asegúrese de tener los accesorios adecuados para dormir. Si tienes la almohada y el protector de colchón adecuados en tu cama universitaria, tendrás una noche de sueño mejorada.

Tu colchón por sí solo no puede proporcionarte todo el confort nocturno que necesitas. Así que asegúrate de estar bien apoyado y cómodo con estos accesorios en tu cama.

Resultado de imagen para universidad ejercicio

¿Qué accesorios para dormir necesito para la universidad?

Cuando hagas las maletas para ir a la universidad, ¿qué accesorios para dormir necesitas para tu dormitorio? Normalmente te proporcionan un colchón, pero no siempre son los mejores, así que mejorar tu cama con accesorios es la clave.
Primero, empieza por la almohada. La almohada es esencial para una buena noche de sueño. Sin la almohada adecuada, el cuello y la cabeza pueden desalinearse entre sí, provocando dolores y molestias durante la noche. Cuando tengas ese examen de las 8 de la mañana, querrás despertarte renovado, no con dolor.
A continuación, querrás conseguir un protector de colchón.

Ahora que sabes cómo mejorar tu descanso durante la universidad podrás tomar mejores decisiones y mejorar tu rendimiento sin tener que sacrificar tu descanso.

Posts created 35

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top